El Instituto IMDEA Materiales liderará un proyecto para desarrollar implantes inteligentes biodegradables que cambian de forma

– El proyecto BIOMET4D tiene como objetivo crear una nueva generación de implantes biodegradables capaces de cambiar de forma y de soportar cargas para la restauración dinámica de tejidos, con el fin de proporcionar mejoras en el tratamiento de la craneosinostosis y en los procedimientos de expansión de piel.

– El Instituto IMDEA Materiales lidera un consorcio europeo altamente interdisciplinar de 7 miembros formado por la la Universidad Politécnica de Madrid, la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital Gregorio Marañón (FIBHGM), la Universidad Nacional de Irlanda en Galway, el Hospital Universitario de Colonia (UCC), el fabricante alemán de tecnología médica Meotec (MEO) y el fabricante belga de sistemas de recubrimiento en polvo AEROSINT.

El Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Materiales, IMDEA Materiales, ha acogido la reunión de lanzamiento del proyecto BIOMET4D, financiado por el EIC.

El objetivo de BIOMET4D (Proyecto 101047008), que se enmarca en el programa Horizonte Europa de la Unión Europea, es desarrollar una tecnología innovadora que regenere dinámicamente tejidos enteros, que se demostrará mediante dos pruebas de concepto para el tratamiento de la craneosinostosis y para la expansión de la piel.

Ambos tratamientos mejorarían de manera radical mediante un implante que pueda colocarse mediante procedimientos menos invasivos, que pueda cambiar de forma de manera controlada, y que promueva la regeneración completa de los tejidos mientras se degrada por completo; a la vez que mantiene un comportamiento mecánico adecuado durante todo el proceso. Este es el concepto radicalmente nuevo que propone el proyecto.

Esta visión a largo plazo sólo puede lograrse a través de un enfoque interdisciplinar y es probable que genere un alto impacto social y económico al generar nuevas aplicaciones de la investigación en materiales inteligentes en la medicina y la ingeniería.

Para alcanzar esta meta, el proyecto tiene cuatro objetivos: el desarrollo de nuevos materiales capaces de cambiar de forma, la fabricación de actuadores metálicos inteligentes 4D, el desarrollo e implementación de herramientas de simulación avanzadas de optimización multidominio y la realización de pruebas de concepto para dos aplicaciones clínicas.

Desde un punto de vista tecnológico, el proyecto también va más allá de los paradigmas existentes ya que se centra en estudiarlos mecanismos de actuación paso a paso habilitados a través de la fabricación aditiva de estructuras metálicas multimaterial biodegradables, que se espera supongan una mejora de un orden de magnitud en comparación con la tecnología actual.

La craneosinostosis es un defecto de nacimiento en el que los huesos del cráneo de un bebé se unen demasiado pronto, antes de que el cerebro esté completamente formado. Este defecto afecta aproximadamente a uno de cada 2.200 nacimientos. A medida que el cerebro del bebé crece, el cráneo puede deformarse y a menudo requiere cirugías reconstructivas muy invasivas.

La expansión de la piel es un procedimiento médico que permite cultivar piel del paciente para reconstruir casi cualquier parte del cuerpo. Se utiliza con mayor frecuencia para reparar la piel dañada por defectos de nacimiento, accidentes, cirugías y en ciertos procedimientos cosméticos.

Estas cirugías reconstructivas suelen requerir múltiples y, a menudo complejas intervenciones, con elevados costes sociales y económicos. El proyecto BIOMET4D será coordinado por el Instituto IMDEA Materiales, mientras que los ensayos preclínicos se llevarán a cabo en el Hospital Gregorio Marañón en Madrid y el Hospital Universitario de Colonia en Alemania.

«Este proyecto ha recibido financiación del EIC Pathfinder en virtud del acuerdo de subvención nº 101047008. Sin embargo, los puntos de vista y las opiniones expresadas son únicamente los del autor o autores y no reflejan necesariamente los de la Unión Europea o la Agencia Ejecutiva del Consejo Europeo de Innovación y de las PYME (EISMEA). Ni la Unión Europea ni la EISMEA son responsables de ellas».

FUENTE: TECNOGETAFE