Minicargadoras eléctricas, una solución sostenible y económica apta para diversas industrias

Ahora que el uso de la maquinaria de combustión empieza a estar restringido, en Anzeve cuentan con una amplia gama de minicargadoras eléctricas que hacen las veces de las de combustión, pero con importantes ventajas, como la no emisión de gases contaminantes, la ausencia de ruido y el menor precio de su carga, además de el bajo coste de su mantenimiento. Es decir, el resultado es más económico y más sostenible.

La variedad de modelos de que disponen en Anzeve cubre las necesidades de cualquier industria. Por ejemplo, la Elise 900 es perfecta para quienes requieran una capacidad nominal operativa de 1400 kg por palada o gran altura de trabajo, pues cuenta con más de tres metros y medio, lo que la capacita para cargar cualquier tipo de camión o contenedor. Sus estándares de seguridad son muy elevados porque se maneja por control remoto.

No todas las empresas o industrias requieren de una maquinaria de gran carga. En tal caso, Anzeve les ofrecerá próximamente y en exclusiva la nueva Sherpa Z1. Desde su presentación en SMOPYC, su éxito no ha hecho sino crecer, entre otras cosas, por la posibilidad que ofrece de ser utilizada en interiores y atravesar puertas, ya que tan solo mide 760 mm.

Accionado por batería con un rendimiento óptimo gracias al empleo de cuatro motores eléctricos, el modelo Sherpa Z10 consigue una mayor versatilidad y capacidad de desplazamiento. Cuenta, además con una batería “Smart battery”, que alarga los intervalos de recarga hasta obtener una autonomía de más de 6 horas en funcionamiento constante.

Más información: https://www.anzeve.com/por-que-apostar-por-las-minicargadoras-electricas-este-ano/

FUENTE: PCT Leganés